18 técnicas para hablar en público y no morir en el intento

Existe un alto porcentaje de la población mundial a la que siente miedo o vergüenza al hablar el público. ¿Sabes que este miedo puede cambiar?

Efectivamente, el pánico escénico se puede tratar. Tan solo hay que saber cómo hacerlo y enfrentarse a las ponencias una y otra vez, hasta que al final, el miedo se esfume.

Siempre vas a sentir nervios pero esto es algo normal. Dependiendo de la importancia que suponga para ti la ponencia, sentirán mayor o menor nerviosismo.

Para mejorar tus presentaciones ante un gran público, PERSONE pone a tu disposición una lista de las 18 técnicas más importantes para hablar en público. ¡Allá vamos!

Mejores técnicas para hablar en público

Técnicas para enfrentarse a un público masivo

  1. Memoriza conceptos. Si vas a usar una presentación en PowerPoint, vídeo o imágenes, es importante que se presenten de forma resumida y sencilla, sin mucho texto. Por este motivo, cualquier concepto que aparezca en pantalla tendrás que memorizarlo, bien para explicarlo mientras expones, o bien si en la rueda de preguntas alguien te solicita información.
  2. Relaja la mente y bebe agua. Puede parecer una tontería pero es un consejo que va a beneficiarte mucho. Estar cerca del agua o simplemente beberla calma nuestros sentidos, y los científicos dicen que esto tiene un efecto positivo en nuestros cerebros. Además, debemos intentar relajar la mente porque si estamos tensos, nos podemos quedar bloqueados en cualquier momento.
  3. Ensaya en tu casa. Mírate en el espejo y ensaya una y otra vez. Ajústate al tiempo del que dispones. También puedes grabarte para después analizar tu lenguaje verbal y no verbal.
  4. Utiliza medios multimedia. PowerPoint, infografías, vídeos, Prezi, etc. Hay muchos tipos de medios multimedia con los que crear presentaciones.
  5. Controla la respiración. Cuando se está nervioso el diafragma se tensa y esto nos impide respirar correctamente. Llenamos los pulmones al máximo y soltamos muy poco aire, volvemos a llenar y soltamos muy poca cantidad de aire. Llega un momento en el que podemos marearnos.
  6. Habla con vocabulario sencillo. Esta técnica es fundamental. Si tu público objetivo no entiende correctamente lo que expresas, tu ponencia será un fracaso. Por este motivo, es importante conocer al público para poder adaptar tu lenguaje a ese nivel.
  7. Utiliza el lenguaje no verbal. No te queden quieto, no metas las manos en los bolsillos, no mires fijamente a la pantalla de la presentación, no mires hacia el suelo. En definitiva, utiliza tu lenguaje no verbal para dar énfasis a lo que quieres comunicar pero no te quedes estático/a.
  8. Muévete por el escenario. Utiliza el escenario de la sala e incluso muévete por los pasillos. El público se sentirá más conectado a ti si los tienes cerca. ¡Pero ojo! Si el suelo del escenario suena de forma desagradable al pisarlo, intenta buscar una solución antes de empezar la ponencia.
  9. Interactúa antes de la presentación. Esta técnica va a hacer que te relajes. Antes de la presentación, intenta hablar con aquella parte del público que veas más participativa o que muestre interés. Esto hace que fluya la conversación con más naturalidad y así, ya estarás preparado/a para cuando llegue el momento.
  10. Inicia con una pregunta. Haz una pregunta cuyas respuestas puedan ser múltiples. También puedes hacer una pregunta que cree curiosidad para conocer la respuesta. Esto hará que enganches a tu público.
  11. Haz preguntas y fomenta el debate. Es fundamental que realices preguntas a tu audiencia y que éstos contesten. Si notas que la gente realiza respuestas distintas, – y si tienes tiempo-, puedes crear un pequeño debate.
  12. Utiliza las manos. Las manos son una de las partes del cuerpo que más llama la atención al moverlas. Por este motivo, debes acompañar a tu lenguaje verbal para dar más veracidad a tu propuesta (esta técnica es usada por los políticos para dar veracidad a sus relatos).
  13. Utiliza un mando o un bolígrafo. Si te vas a sentir más cómodo/a con algún tipo de material es las manos, puedes usar el mando a distancia de las diapositivas o simplemente un bolígrafo.
  14. Bromea. Haz que el público se ría. Conectarás rápidamente y no te verán como el típico aburrido de enciclopedias.
  15. Dirígete a toda la audiencia. Suele ocurrir que las personas que no muestran gran interés por la charla se sientan al fondo. Para despertar a esta parte, dirígete al fondo y hazles preguntas. No te centres solo en las personas que se ubiquen en las primeras filas.
  16. Termina con una frase épica o famosa. Deja huella con alguna frase famosa o con una pregunta que haga al público plantearse y cuestionarse aspectos de su vida.
  17. Agradece. No te olvides de dar las gracias a tu público o a los organizadores.
  18. Ofrece información de contacto. Crea una diapositiva en la que aparezca tu LikedIn, correo o teléfono para que puedan escribirte.