8 cosas que no debe hacer un líder

El objetivo de un buen líder está en conseguir la efectividad en el trabajo de su equipo, tanto individualmente como en grupo. Por supuesto, esto no es tarea fácil y por tanto, es un gran reto al que deben enfrentarse los responsables de cualquier área de trabajo.

Existen muchas cualidades que deben poseer los líderes, sin embargo en este post vamos a detallar cuáles son las tareas y acciones que no debe realizar un líder con su equipo de trabajo.

8 cosas que no debe hacer un líder

que no debe hacer un líder

1º. Dividir a los empleados

Comenzamos con el primer tips sobre lo que no debe realizar un líder con su equipo de trabajo. Al tratar grupos de personas, el líder debe ser capaz de integrar aún más ese equipo, hacer valer las bondades de las sinergias producidas por éstos, y conseguir un buen clima laboral. Por este motivo, el líder no debe crear micro grupos, ni tampoco hacer que se enfrenten entre ellos. Con esta acción, conseguirá todo lo contrario al fomento del trabajo colaborativo.

2º. Fomentar los cotilleos

El día a día puede provocar enfrentamientos de cualquier tipo entre los compañeros y siempre habrá gente que cotillee o critique a otros, de hecho, esto en parte crea comunidad entre las personas; sin embargo, el líder nunca deberá ser partícipe de ello y mucho menos crearlos. Si el líder entra en el juego, perderá todo el respeto por sus compañeros.

3º. No reconocer el trabajo bien hecho

Una de las acciones que más motiva a cualquier trabajador es que le reconozcan el trabajo bien hecho. No estamos hablando de aumentar el ego, si no de reconocer cuándo una persona se esfuerza y trabaja de forma eficaz. Un dulce no amarga a nadie. Por este motivo, un líder debe reconocer el trabajo bien hecho. Si nunca lo hace, muchos trabajadores no se sentirán autorrealizados en su trabajo.

4º. No hacer partícipe a los empleados

Los empleados deben formar parte de la toma de decisiones de algunos proyectos. Si se les tiene en cuenta, podrán ser más creativos e incluso se reducirá el tiempo de trabajo en muchas ocasiones.

5º. Mostrar preferencia hacia alguien

El favoritismo nunca se ha visto bien. Las comparaciones son odiosas y las personas tendemos a comparar situaciones para después sacar conclusiones. El ser humano es así. Por este motivo, un líder no puede mostrar evidencias de preferencia hacia otros compañeros puesto que los demás se sentirán inferiores y se creará un conflicto interno.

6º. Criticar el trabajo de los superiores

Sin duda, no es tarea ni competencia de un líder el criticar por criticar. Además, si un líder critica a los superiores también lo hará con otras personas. Los empleados pueden percibir al líder como un enemigo porque entienden que de la misma forma serán atacados en cualquier momento.

7º. Regañar en público

Una buena ley no escrita es la siguiente: “felicita en público y regaña en privado”. Si una persona es ninguneada delante de sus compañeros, automáticamente se va a sentir inferior al resto, y puede ser motivo de burlas entre todos. Por el contrario, felicitar el público hará que el resto de compañeros se esfuercen para conseguir el mismo premio.

8º. Ser siempre el centro de atención y no motivar

El último tips sobre las acciones que no deber realizar un líder habla sobre la motivación. Si el líder siempre se lleva “el premio” o el mérito al trabajo, los empleados que son verdaderamente quienes han realizado el mismo, se sentirán desmotivados y esto puede producir un escape de talento.