Optimiza tus redes sociales para buscar trabajo

Hace unos años las redes sociales eran utilizadas para ocio y para interaccionar con amigos y conocidos; sin embargo, hoy en día tienen un mayor peso en nuestra forma de relacionarnos o incluso a la hora de buscar trabajo.

A lo largo de este post vamos a contar cómo debéis utilizar las redes sociales para buscar trabajo. Las empresas como Persone que se encargan del reclutamiento de personal suelen utilizar como canal de búsqueda las redes sociales, además de otros medios como página web, portales de empleo etc.

Así que si lo tuyo son las redes sociales lo tendrás bastante fácil. Si por el contrario no sueles moverte por estos mundos, te animamos a que te lances a ellas, al menos, en LinkedIn. Te contamos por qué.

Las redes sociales sí sirven para buscar empleo

Los reclutadores no solamente buscan en las típicas páginas y portales de empleo. Las redes sociales son visitadas diariamente por los reclutadores para buscar candidatos, por lo tanto, hay que tener cuidado con cómo se gestionan estos perfiles a la hora de utilizar las redes sociales para buscar trabajo.

Las redes sociales son muy interactivas y nos permiten crear redes de contactos, comunicarnos, establecer relaciones profesionales, networking, intercambiar opiniones, establecer conversaciones y debates sobre cualquier tema de interés y sobre todo a potenciar nuestra marca personal.

redes sociales para buscar trabajo

Ahora bien, este post está dirigido a cómo debemos gestionar nuestras redes sociales de cara a optimizarlas lo máximo posible para que nos puedan servir como medio para encontrar trabajo.

Elabora un buen currículum social con las redes sociales

Si has llegado hasta aquí es porque te interesa encontrar trabajo y estás dispuesto a optimizar tu perfil. Recuerda que todo lo que compartas se publica en estos perfiles y casi cualquiera puede ver y opinar sobre ello. Precaución con los contenidos del pasado, nos podrían pasar factura.

Crea un perfil en LinkedIn

Es impensable que se esté buscando empleo y no se tenga perfil en LinkedIn. Esta red social es la red por excelencia del mundo laboral. Los directivos y reclutadores de la gran mayoría de las empresas tienen presencia diaria en esta red social. Te recomendamos que abras una cuenta en LinkedIn y que completes lo máximo posible el perfil y la biografía.

Además, cuando un reclutador pone tu nombre en Google, es muy probable que el primer resultado orgánico sea tu perfil de LinkedIn.

Pero todo no es LinkedIn. Los reclutadores también buscan cómo nos comportamos en otras redes sociales, nuestros intereses, gustos y motivaciones son algunos de los puntos clave de una entrevista.

Debes mostrar una vida muy activa en el mundo laboral en las redes sociales. Comparte noticia de tu sector, coméntalas, crea debates con otros usuarios, incluso crea contenido propio en un blog y compártelo en todas las redes sociales.

Formación bonificable

Otro aspecto muy importante es la unificación de todas las redes sociales. Es decir, deberás mostrar una imagen similar en ellas. De nada sirve que en una red social parezcas una persona muy correcta y muy profesional, y en otra red social muestres un perfil totalmente contrario.

Cambia la imagen que tengas por una más neutra y seria (dependiendo de tu perfil profesional, claro está), y pon la misma foto en todas las redes sociales. También tu nombre completo debe estar presente (sustituye tu antiguo nick por uno más corriente o por tu nombre completo).

No te olvides de ser tú mismo. No fuerces la comunicación en redes sociales solamente por si un reclutador va a visitar tu perfil. La naturalidad es un punto decisivo en muchas reclutaciones.

Ahora que tienes las pautas para gestionar las redes sociales para buscar empleo, es el momento de que te pongas manos a la obra. ¡Suerte!