¿Qué tienen en común un entrenador de un equipo deportivo y un director general de una empresa?

Aunque a priori parezca que más bien poco, los diferentes estudios que se llevan realizando, en estos últimos años, revelan diversos paralelismos siendo el más importante que ambos lideran grupos o equipos.

Desde Persone, hoy, vamos a explicar un concepto deportivo relevante que podemos extrapolar al mundo empresarial. ¿Por qué cada vez hay una gran demanda de este tipo de formaciones, libros o estudios para las empresas? Porque se ha demostrado que los españoles tendemos a un comportamiento más individual que grupal. Está implantada la cultura de “mejor solo que mal acompañado”, y esto lo podemos observar en muchas empresas e incluso en comités de dirección, aunque, poco a poco, se está cambiando la actitud hacia un trabajo más cooperativo y concienciando el respeto y la armonía entre los compañeros, sin instruir una competitividad destructora.

Con este Programa de Entrenamiento Estratégico tenemos la intención de concienciar y lograr una mejor reflexión a nivel directivo, como el liderazgo individual y el colectivo son partes fundamentales y duraderas a lo largo del tiempo, de forma recíproca. El primer concepto que vamos a comentar es el de PILB, creado por Aitor Jiménez junto con el apoyo de una de las mayores entendidas en la psicología deportiva, Patricia Ramírez. Este acrónimo significa “Player I would Like to Be” (Jugador que me gustaría ser). Este concepto surgió de analizar las carreras de ciertos profesionales de gran renombre a nivel futbolístico pero que seguían practicando deporte siendo a priori “mayores”, tales son Xavi Hernández, Pirlo, Puyol, Raúl González…

Sí, sobrepasaron la edad de los treinta, pero gracias a su pensamiento ganador y valores, tantos profesionales como personales, honrados, han podido superar umbrales que son soportados en una etapa más “joven”. Por ello, el rol esencial y distintivo es ser un buen líder tanto dentro como fuera, de la empresa. Los puntos esenciales para nosotros y por dicha causa, la formación que queremos transmitir desde Persone es que hay que ser siempre ‘tu mejor yo’ en cada momento, aunque no siempre se gane; enseña tus conocimientos y comprométete con la sociedad; hay que ser humilde, ante todo somos personas; y lo más fundamental es el valor de equipo ya que sus intereses tienen que predominar antes de tu exhibición personal.

Este programa de entrenamiento estratega, induciendo a reflexionar los valores como altos directivos empresariales, puede descargarlo aquí o puede inscribirse haciendo clic aquí.