¿Cómo gestionar el Employer Branding en tu empresa?

Si estás en el sector de los Recursos Humanos, sin duda, el “Employer Branding” es uno de los términos de moda, ya que en los últimos años el concepto ha ganado fuerza de forma considerable. Pero, ¿sabes realmente en qué consiste?

El Employer Branding, traducido al español “marca empleadora”, es la imagen de una empresa como empleador. Es decir, la imagen de la empresa no solo de cara a los clientes o los empleados actuales, sino también enfocado a los posibles nuevos empleados.

Y, ¿por qué se está haciendo tan popular últimamente?

Hoy el día el mercado de talento es un mercado cada vez más complicado, además los candidatos a puestos de trabajo están más informados que nunca. Por tanto, es importante cuidar la imagen y la información de la empresa disponible de cara al público para que tu empresa se convierta en una empresa competitiva y atractiva.

No solo se tiene que luchar por conseguir los mejores candidatos sino también hacer ver el compromiso y el orgullo que supone pertenecer a tu empresa.

A continuación, recomendamos una serie de consejos esenciales para crear una buena estrategia de Employer Branding:

Cuida tu imagen online
Tanto la página web de la empresa como las redes sociales son canales perfectos para transmitir las ventajas de trabajar contigo. En ellas se tiene la oportunidad de poder ser transparentes, transmitir los valores principales de la empresa, informar sobre noticias, logros empresariales, etc.

Autenticidad y transparencia
Estos conceptos son muy importantes ya que, gracias a ello, ayuda a los candidatos a conocer la cultura de la empresa y a hacerse una idea de lo que se encontraran en el caso de ser contratados por ella.

Puestos de trabajos atractivos
Debes conocer que es lo que buscan lo candidatos a ese puesto de trabajo para que sea atractiva y que cubra las necesidades del “candidato ideal”.

Cuenta con la opinión de tus empleados
Tus empleados son los que realmente conocen los valores de la empresa y los que saben lo que es trabajar allí día a día. Esto ayuda a encontrar posibles puntos a mejorar en la empresa. Además, conoces mejor lo que quieren y su grado de satisfacción, y con ello puedes crear nuevos puestos de trabajo más atractivos y que se adapten mejor a los candidatos a nuevos trabajadores.

Cuida a tus empleados
En relación con el punto anterior, es importante cuidar a tus empleados día a día. No solo por el hecho de mantenerlos, sino también porque ellos son los auténticos embajadores de tu empresa y te ayudarán a atraer a más candidatos.