¿Sabes qué es el Inbound Talent? ¿Lo has puesto en práctica?

El Inbound Talent persigue atraer a los mejores profesionales a una empresa, y una vez que se incorporan a ella, conseguir motivarles mediante acciones y estrategias que aporten suficiente valor a lo largo de las etapas por las que atraviesa.

A día de hoy podemos encontrar una gran cantidad de carreras profesionales, y empleos distintos dentro de cada profesión. Por ejemplo, ahora se puede estudiar marketing, pero también otras vertientes principales como relaciones públicas o marketing digital.

Sin embargo, el entorno laboral real del día a día no ha cambiado, ya que los procesos de Recursos Humanos permanecen estables. Lo que sí ha cambiado es la intensificación de la competencia. Es por ello, que la gestión de Recursos Humanos debe mirarse desde un punto de vista más innovador para encontrar nuevas opciones, nuevos modelos de influencia en personas, con el objetivo principal de conseguir que quieran formar parte de la organización, o también que deseen seguir formando parte de ella.

Aquí es cuando nace el concepto de “Inbound Talent”.

¿Cómo logra el Ibound Talent motivar al equipo?

Se debe implicar a los usuarios de forma activa, sin tener en cuenta su posición en la jerarquía organizativa, pero de manera voluntaria. Este nuevo concepto utiliza las técnicas de marketing para aplicarlas a la gestión de personal, para atraerlos y enamorarlos de forma natural, pero nunca intrusiva.

Si el departamento de Recursos Humanos utiliza el Inbound Talent es para conseguir atraer a los candidatos a través de distintos canales de branding de la compañía, como por ejemplo, posts de blog, redes sociales, procesos de RRHH únicamente pensados para ellos, etc. Con ello conseguimos la confianza de los empleados para que finalmente se conviertan en embajadores de nuestra marca.

5 Principios del Inbound Talent

1º. El Inbound Talent es especialista en personas y necesidades.
2º. El Inbound Talent crea valores diseñados de forma individual para conservar a las personas.
3º. El Inbound Talent personaliza las acciones de recursos humanos, adaptándose a las necesidades, entorno y características personales.
4º. El Inbound Talent se encarga de automatizar los procesos, tareas, acciones y mensajes. Cada uno de éstos se envían en el momento oportuno y a una persona en concreto.
5º. El Inbound Talent es un proceso de mejora continua. No se trata de poner en marcha toda la innovación en la primera acción, sino que se puede alargar en el tiempo y modificarse según las necesidades que existan en ese momento.

Las fases del Inbound Talent

Como hemos mencionado, el Inbound Talent quiere retener a las personas de forma voluntaria, con el objetivo final de que se conviertan en los propios embajadores de la marca/empresa.

Para conseguirlo, se deben seguir 4 pasos:

  1. Atraer: captar a los candidatos, conseguir su interés y finalmente, reclutarlos. Esta etapa debe aplicarse obligatoriamente, pues sin personal no se puede llevar a cabo este proceso.
  2. Convertir: lograr que los candidatos apoyen este proceso de forma voluntaria.
  3. Fidelizar: conseguir que su motivación perdure en el tiempo.
  4. Enamorar. Alcanzar que los empleados se enamoren de la empresa y se conviertan en sus embajadores, incluso cuando no estén trabajando en ella.