¿Prefieres elegir cursos presenciales? Beneficios de cursos presenciales

A día de hoy, podemos encontrar varias metodologías de formación que se adaptan a las necesidades y circunstancias de cada alumno/a. De esta forma, no hay excusas para reciclarse.

Por un lado, encontramos el método tradicional mediante clases presenciales, que suele ser uno de los preferidos entre el alumnado. Por otro lado, la formación a distancia también conocida como online o elearning, y la formación semipresencial, donde se conjugan ambos métodos de trabajo. ¿Qué metodología es la que mejor se adapta a ti?

La respuesta suele depender de las circunstancias personales del alumnado: tiempo disponible, localización geográfica o incluso, del coste económico del curso.

En esta entrada, queremos poner en relieve los beneficios que reporta al alumno/a la metodología presencial.

Cursos presenciales: beneficios para el alumno

1º. Interacción directa.

Es la ventaja estrella de los cursos presenciales. Tener la vía de atención directa con los instructores y solventar dudas, es sin duda un método muy eficaz para aprender. Estas dudas se resuelven en tiempo real, algo que dista del método online o no presencial.

2º. Relaciones duraderas con los/as compañeros/as y profesores.
Se crea un vínculo personal que sería casi imposible mediante técnicas online. Mediante los cursos presenciales, tenemos la posibilidad de establecer relaciones duraderas con el grupo.

Gracias a estas relaciones, obtenemos más información para aclarar dudas, se puede solicitar ayuda o algún favor entre compañeros/as. Facilita que los casos prácticos sean resueltos entre todos con ayuda y cooperación. Además, en las salas de estudio se crea un nivel de confianza suficiente para poder apoyarnos en los demás.

3º. Feedback para el profesorado.
También tiene beneficios para los profesores el mero hecho de impartir clases de forma presencial. Éstos aprenden con este tipo de enseñanza de temas y cuestiones que pueden surgir al alumnado de forma espontánea.

4º. Aprendizaje colectivo.
Los cursos presenciales son ideales para aquellas personas que les gusta compartir el momento de estudio con otros. Quizás sea porque desconectan fácilmente si permanecen solos en una habitación, en completo silencio.
5º. No existe un después.
Ya no habrá excusa para dejar el trabajo para “después”. El/la alumno/a se ve obligado a cumplir su horario de estudio y estando arropado por los demás.

Estas son algunas de las ventajas que conlleva la impartición de cursos formativos presenciales. Nuestros cursos presenciales van más allá de escuchar simplemente a un experto en la temática en cuestión. Con Persone, tratarás aquellos temas que sean de vital importancia para ti o tu empresa, con un desarrollo amplio de cuestiones y temáticas, que abarca desde la hostelería hasta cuestiones más profundas como mecánica.