¿Por qué contratar a personas con discapacidad?

 

La integración laboral de personas que presentan una diversidad funcional, suele ser difícil puesto que creerse de forma equivocada que las personas con discapacidad , podrían no ser igual de productivas que el resto de empleados.

Sin embargo, han sido varias las ciudades que han elaborado una guía para contratar a personas con diversidad funcional. Este manual tiene como objetivo derribar las barreras y obstáculos a los que se enfrentan diariamente estas personas.

En este post, vamos a desarrollar las ventajas que reportan a las empresas, la contratación de personas discapacitadas.

Entre las ventajas económicas, encontramos la subvención de 3.907 euros que aporta el Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) a todas aquellas empresas que formalicen a través de sus oficinas, la elaboración de un contrato indefinido a jornada completa de una persona con diversidad funcional.

Además, se llevará a cabo diversas reducciones y bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social, y también, deducciones en el impuesto de sociedades.

Por ejemplo, se ofrecen subvenciones de 901,52 euros para la adaptación del puesto de trabajo de las personas con discapacidad. También existe una subvención de 3.907 euros por cada contrato que se lleve a cabo a tiempo completo. En el caso de que sea a tiempo parcial, la cantidad se reducirá proporcionalmente al número de horas trabajadas.

Por cada contrato a tiempo indefinido, se producirá una deducción de la cuota del Impuesto de Sociedades de 6.000 euros.

Una bonificación económica  de las cuotas empresariales de la Seguridad Social, desde 4.500 a 6.300 euros anuales, dependiendo de la edad y el género del trabajador discapacitado, y del grado de su discapacidad.

No podemos dejar atrás lo que nos dicta la Ley General de Discapacidad, que obliga a aquellas empresas con una plantilla de más de 50 trabajadores, a contratar a personas con diversidad en un porcentaje no inferior al 2% o bien, llevar a cabo otras alternativas.

Además de estos beneficios económicos, encontramos otros como el incremento del trabajo cooperativo y mejora del clima laboral.

Desde Persone, animamos a que sean más empresas las que apuesten por los contratos de personas discapacitadas, fomentando la integración de cualquier persona a grupos de trabajo y empresas.